Suscríbete a nuestro canal

Leyenda mapuche, las lamparitas del bosque


En una profunda y oscura caverna, cerca de un gran volcán, vivía en gran brujo, jefe de los brujos menores y de los brujitos.

            Todos los días hacia maldades, se dice que era el culpable de las muertes y enfermedades de los animales, así también como de las malas cosechas.

La comunidad le tenia miedo, entonces, para evitar que se molestará y causará aún más daño, le dejaban afuera de sus rucas cántaros llenos de “mudái”, una especie de chicha que al Gran Brujo le encantaba.

Cuando era de noche solía bajar de la cumbre, y para no perderse, encendía miles de lamparitas rojas usando el fuego del volcán.

fabula del león y el ratón



Cierto día, un enorme león dormía placido a la sombra de un árbol.
De pronto, un ratón comenzó a correr y a jugar por encima del melenudo animal, el cual despertó tan furioso que sin decir palabra alguna, lo tomó con sus garras y lo llevó directo  a su hocico para comérselo de un mordisco.

Goos, la ballena que vivía en el mar, Leyenda Tehuelche


Cuenta una antigua leyenda tehuelche que hace muchos años atrás, la ballena, si, la ballena, la misma que hoy puedes ver enorme en el mar, antes vivía en la tierra, entre los seres humanos. Su nombre era Goos.

Las lágrimas de la luna, leyenda mapuche



Cuenta una vieja leyenda mapuche, que por mucho tiempo el sol (Antú) y la luna (Cuyén), estuvieron muy enamorados. Recorrían el cielo, sonrientes...  Miradas cómplices, sonrisas de amor iban y venían todo el día.

La leyenda del río hablador, leyenda del Perú



Hace mucho pero mucho tiempo, vivía en la cima celestial el dios Sol, conocido también
como Inti. Tenía como hijo a un joven de gran postura y sumamente bondadoso llamado
Rímac, quien de cuando en cuando bajaba al mundo de los humanos a contarles bellas
historias, por lo que era muy querido y reverenciado.

El misterio de las orejas del conejo, leyenda mexicana




Cuenta una vieja leyenda, que hace muchos años atrás, el conejo tenia las orejas cortas, tal cual como las tienen hoy en día los gatos.

Le gustaba caminar dando saltos por el bosque,  pero sentía que le algo le hacía falta, algo singular, alguna marca o pelaje que lo identificara como conejo.

Cuento, el conejo en la luna





Hace mucho tiempo no había astros en el cielo. 
Todo estaba oscuro. 
No existía el día. No había ni sol ni luna ni estrellas.

Entonces se reunieron los dioses en el lugar que se llama Teotihuacan
y dijeron:


Mama Rayguana







Mama Raiguana, era la diosa de la flora y la fauna.. Fue enviada por el dios wacracocha a esta tierra con una misión, ella debía abundar este planeta con alimentos y animales para que los hombres, mujeres, niños y pudieran vivir.