Suscríbete a nuestro canal

Estrella Bella Cosmica


           


 Estrella bella cósmica es el nombre de la protagonista de esta historia, es una estrella que irradia tanta luz conforme va creciendo, que, en ocasiones se encandila a ella misma con tanto brillo.

          Siempre lucha por ser la primera en aparecer en el ocaso, su mayor agrado es contemplarse en aquel profundo lago en la montaña, le gusta admirarse y pensar que era la más hermosa de todas.
         Sus compañeras se contentan solo con el hecho de ver como los animales y humanos disfrutan de la cálida luz que emanan durante la noche. Añoran que la noche abrace la tierra para poder iluminarla, saben que ellas nunca podrán pisar este hermoso paisaje, y aunque sienten un poco de pena, pronto la olvidan al sentir la alegría de quienes disfrutan su luz.


Estrella bella cósmica piensa que los sueños de sus compañeras no tienen sentido, pues para ella lo único que importa es su belleza, su brillante luz.
¿Por qué han de preocuparme los humanos y animales si yo puedo admirar mi propia belleza? – se pregunta todas las noches nuestra amiga mientras ríe coquetamente mirando su reflejo.
Cuento estrella

        Un día, Estas palabras llegaron a los odios del Señor Lago, quien es el encargado de ordenar los bosques, y no le gustó mucho saber que una estrella era egoísta con su luz, por lo tanto, decidió darle una lección.… se congelaría por un tiempo para ver como reaccionaba la estrella.

       En la siguiente noche, estrella se preparó como cada jornada para admirarse en su lago favorito, mucho más contenta de lo normal, pues había conseguido transmitir un poco más de su brillo.

         Grande fue su sorpresa cuando notó que algo extraño sucedía con su reflejo… miró detenidamente intentando saber qué estaba aconteciendo, hasta que notó la artimaña del señor Lago…. muy furiosa le preguntó:

-          Señor lago, ¿Por qué está congelado? ¿acaso no entiende lo importante que es para mí admirar mi belleza?

El lago, con su serenidad habitual respondió.

-          Heheheh, querida niña, si bien eres muy importante, no eres más importante que las demás, estar en armonía es fundamental para un bosque, por lo mismo, Cuando decidas dejar de admirarte a ti misma y ayudes a quien te necesita, yo volveré a estar para ti, como siempre ha sido.
La brillante estrella con desdén le replicó:

-          Pero para eso están las demás estrellas.
El Señor lago, a quien los años le habían entregado mucha sabiduría, le respondió:

-          Mi linda estrella, más al norte del bosque de gnomos existe un pequeño bosquecillo olvidado por la luna y tus compañeras estrellas, apunta con tu luz a ese rincón y ve lo que encuentras aun es temprana la noche…pero no vuelvas hasta descubrir lo que allí puedas encontrar.…
-           
 Ella sabía que su amigo no se descongelaría hasta que cumpliera con su petición, y empezó a moverse de mala gana hacia aquel distante lugar.
Tal y como le dijo el lago encontró aquel bosquecillo lejano, no era nada diferente a los otros que había visitado anteriormente.
Llena de curiosidad se acercó hasta el lugar y tímidamente comenzó a romper las sombras, descubrió que a diferencia de otros bosques aquí no caminaba humanos.


Más entrada la noche, decidió acercarse un poco más y puso todo su empeño en iluminar aquel lugar. Sorprendida quedó al ver que conforme avanzaba su luz empezaban a aparecer los habitantes de aquel frío y oscuro bosque, pequeños ratoncillos, aves, gusanos, quienes en un comienzo estaban sorprendidos, pero ahora saltaban de alegría porque ya no tendrían que esperar la luz del sol para poder disfrutar de las pequeñas cosas que nos entrega la vida.

A Estrella bella cósmica no le interesó mucho aquello, presurosa estaba, por encontrar otro lago que reflejara su despampanante belleza.
De pronto un grupo de animales, que hablarían en nombre de ellos y de las plantas:

Oh, hermosa estrella puesto que nos visitaste hoy ¿podrías venir mañana por favor?
-          ¿Por qué he de regresar si acá no puedo admirar mi belleza?, …no volveré mañana, ni pasado, ni nunca… no quiero perder mi tiempo con ustedes … - Dijo molesta Estrella Bella Cósmica.
Los pequeños animalillos desconcertados replicaron:

-          Para nosotros fue una alegría el que vinieras, nadie nos ilumina de noche …. Y además ¿por qué estás tan enojada con el lago? Él es un buen ser, nos da refugio y agua cuando la necesitamos
-          estoy molesta con el porque se congelo, y ya no veo mi hermoso brillo. – respondió
-          Pero nosotros también tenemos  un lago, no es tan grande pero aquí podrías admirarte las veces que quieras. – Intentaron convencerla los ilusionados animalillos.
Estrella bella cósmica lo dudo un instante, pero luego les habló:

-          Bueno, pero tendré que verlo primero si me gusta podría regresar, pero no prometo nada.
-          Seguro te encantará, te guiaremos, está escondido entre aquellas dos montañas, es un poco tímido, pero con el tiempo lograras ganarte su amistad tal y como nosotros lo hemos hecho
Corrieron todos tan rápido que dejaron una estela de polvo en el camino, llegaron en cuestión de minutos a aquel pequeño pero hermoso rincón.


-          Lago… lago¡!!  queremos presentarte a nuestra nueva amiga Estrella bella cósmica. –  los pequeños gritaron exaltados y muy agotados.
Se asomó el lago entre los árboles y vio a la estrella, estaba feliz y sorprendido, pues nunca le habían visitado de noche y menos tantos seres juntos.
Gratamente estrella vio cómo podía verse en el lago, más hermosa que nunca. 
-         ! Volveré mañana!  respondió sin poder ocultar la felicidad que la embargaba.
-          Tal vez el lago tenía razón. - pensó estrella
Y así pasaron los años, cada día estrella vuelve a ese lugar.
Con el pasó el tiempo ha dejado de admirarse tanto, aunque de vez en cuando aún lo hace.
Si pones atención, por las noches podrás escuchar bailes y cantos con los que sus amigos le agradecen su luz, cosas crecen bajo el manto su manto., y con divertidos juegos le arrancan más de una carcajada, hasta fue madrina de bodas, y varios animalillos llevan su nombre.

Ha logrado entender que no puede pensar solo en ella, siempre hay alguien que nos necesita y somos importantes para muchas personas.

Así como tú lo eres para tu familia y amigos.

Y ustedes se preguntarán… ¿y el Señor Lago? … pues bien, estrella volvió a visitarle más de alguna vez, ahora son grandes amigos, el lago siempre está disponible para ella, y muy contento, porque estrella aprendió una lección que le ayudar en su vida… para siempre.


**************************************FIN***************************************************




 Y colorin colorado, este cuento se ha acabado, y mami esperará un momento... ¡Para que escuchemos otro cuento!

SI te gustó este cuento, compártelo con tu familia y amigos, ¡Ayúdanos a llegar a mas familias como la tuya!


Nombre: Estrella Bella Cosmica
Autor: Patricio Romero
Fecha: 31/agosto/2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario