Suscríbete a nuestro canal

Mito – Cuento: El alicanto

Bienvenidos, hoy les presentamos una pequeña adaptación de un mito chileno, con el cual hemos creado un cuento infantil, El Alicanto. ¡A disfrutarlo!



Esta es la historia de Pedro Pérez, un niño de 8 años que vive en el norte de Chile, en un sector desértico en la región de Atacama.
Desde que era pequeño su padre siempre le ha contado una historia que no deja de maravillarlo, le habla de un ave con alas de oro, una cabeza más brillante que el mismo sol, de destellos luminosos que deja por donde pasa. 


-          Vive en los yacimientos de oro y plata de la zona, si alguna vez te topas con él, debes seguirlo, pero con cuidado, ya que si nota que lo sigues, puede llevarte por caminos muy extraños o simplemente hacer que te caigas en algún barranco.
-          ¿Y cómo lo sigo si se lanza a volar?
-          No puede volar hijo, al alimentarse solo de oro, su estómago es muy pesado… únicamente puede caminar. 
Pedro  siempre contaba esa historia a sus amigos, pero ellos solo reían pensando que estaba un poco loco, pero a pesar de eso, lo querían mucho, pues era muy buen amigo y generoso.
-          Ya verán, un día de estos volveré con los bolsillos llenos de oro y compraré helados y galletas para todos.

Cierta noche, mientras observaba las estrellas en el cielo y se lamentaba por no poder ver a aquella ave que podría cambiar su destino, a lo lejos observó un pequeño destello que se movía inquieto de un lugar a otro…

-          ¿Será posible?... Se preguntó mientras sigiloso emprendía el rumbo en dirección a ese iluminado punto.

A medida que se acercaba, su figura iba poco a poco haciéndose más clara, hasta que no quedó duda, era ese pequeño animal del que su padre tanto hablaba: El alicanto.

Estaba atónito observando cada detalle de su cuerpo… y era tanto el brillo que brotaba de sus alas, que no necesitaba ningún tipo de artefacto para iluminar.
De pronto el ave comenzó a caminar en dirección a una gran montaña, y nuestro amigo siguió sus pasos, intentando ser lo más silencioso posible.
Luego de un par de horas de caminar el niño ya estaba cansado y sediento, hasta que de un momento a otro, simplemente desmayó.

Cuando despertó, el ave lo miraba curioso y le dijo:

- Hola… veo que me estabas siguiendo, eres solo un niño… ¿Qué quieres de mí?
-          Solo quiero encontrar la mina de oro más grande del mundo y ser el más rico de todos.
-          ¿Acaso no eres lo suficientemente afortunado ya?
-          No tengo oro…
-          ¿Tienes padres que te aman?
-          Pues si…
-          ¿Tienes amigos?
-          Si….
-          ¿Puedes sentir el sol, el frio, el aire y todo eso que te regala la vida....?     Yo creo que eres lo suficientemente afortunado, y más que muchos de tus amigos.
-          Creo que…. Creo que tienes razón….
-          Si aún no te consideras pobre, te puedo llevar a mi hogar, lleno de oro, serás rico en oro y plata, pero no podrás salir de ese lugar, vivirás sin tus padres, sin tus amigos, y rodeado de frías piedras.
-          Quiero volver a mi casa. – dijo el niño con los ojos llenos de lágrimas.
-          Está bien, esto solo lo hago porque eres un niño, si fueras adulto, te habría dejado abandonado al otro lado del mundo.

El alicanto le entregó un poco de comida y agua para que pudiese volver a su hogar, no sin antes entregarle una pequeña pepita de oro que guardaba entre sus plumajes, solo le pidió un pequeño favor:
-          No debes contar a nadie que existo, pues el hombre es muy ambicioso, si saben que soy real, me buscarán y destruirán en hogar de muchos animales intentando encontrarme.

Luego de prometer que nadie sabría de su encuentro con la mitológica ave, emprendió el regreso a casa.

No le contó a nadie lo que había vivido, ni a su padre ni tampoco a sus amigos.
Aún guarda secretamente el regalo que le entregó el alicanto, quizás algún día necesite usarlo, por ahora es feliz de tener a su familia y amigos cerca, disfrutar la vida y recordar a esa pequeña ave que le dio una lección… De esas que solo se enseñan una sola vez….


El alicanto



*******************************FIN*************************************


Mis Audio Cuentos es una pagina web gratuita para disfrutar de cuentos infantiles.
Si deseas colaborar para que sigamos creando, ayúdanos compartiendo este mito.
Seguiremos creando para todos ustedes, a continuación algunas recomendaciones:





2 comentarios:

  1. encontré este blog buscando una figura del Alicanto para que mi pequeña nieta se inspirara para ilustrar mi libro de ctos donde aparece este personaje. y¡¡ me encantó el cuento!! Luego entraré de lleno al blog y saborearé las publicaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz! Muchas gracias por tu comentario! Muy feliz de que les haya gustado. Estamos siempre publicando nuevo contenido. Puedes seguirnos acá: www.facebook.com/misaudiocuentos o en www.youtube.com/misaudiocuentos

      Cualquier cosa, acá estamos!

      Eliminar