Manco Capac y Mama Oclla



Se dice que en la región al norte del lago Titicaca vivían los hombres y mujeres como animales salvajes, como bestias, ya que no contaban con ningún tipo de organización que los pudiera unir como pueblo, como seres humanos … no tenían religión, no contaban con leyes, ni siquiera tenían una ciudad en común.
Estas personas no sabían cómo producir su propio alimento, pues ignoraban las técnicas de la agricultura, además caminaban desnudos y descalzos, pues tampoco conocían la textilería. 
Vivian en cavernas y se alimentaban con lo que encontrasen, ya fueran plantas, carne de animales muertos, frutos salvajes, entre otras cosas.
Cierto día, el buen dios Inti, señor del sol, se percató de la forma miserable en que vivían estos seres humanos y decidió enseñarles las diversas artes necesarias para llevar una vida digna. Así, Inti pidió a Ayar Manco, su hijo primogénito; y a Mama Ocllo, hermana de Ayar Manco, bajar a la tierra con el fin de edificar un poderoso imperio.


 Ayar Manco, llamado también Manco Capac, antes tuvo que fundar una ciudad, la cual sería el centro del mundo. Su padre, el dios Inti, le proporcionó una vara de oro para que buscara la tierra prometida. Les recomendó viajar hacia el norte del lago Titicaca y hundir el bastón de oro en las tierras por donde pasaran hasta encontrar el lugar en donde se hunda la vara con facilidad y allí fundar la ciudad del Cusco en donde dirigirían su imperio. 
Al llegar a una región norteña del Lago Titicaca, fueron vistos por los lugareños quienes los confundieron con dioses debido al brillo de sus vestimentas y joyas. 
Pasaban los días y Manco Capac no hallaba la tierra en donde el bastón se hundiese con facilidad. 
Pero un día al llegar a un valle majestuoso acordonado por bellas montañas,la vara de oro se enterró en el suelo ante el asombro de Manco Capac y Mama Ocllo. Es así como supieron que ese lugar debería convertirse en la capital del Imperio de los Incas y ombligo del mundo.


Manco Capac prontamente emprendió la tarea civilizadora en el valle del Cusco. Enseñó a los hombres la agricultura, la pesca, la construcción de viviendas, las ciencias, la religión, entre otras cosas. Mama Ocllo tuvo la tarea de capacitar, enseñar a las mujeres las labores domésticas y de tejido para crear vestimentas que los cubran de su desnudez. Manco Capac junto a Mama Ocllo fueron los fundadores del imperio que luego harían grande sus descendientes.



******************FIN*******************

Comentarios